LOS RAPEROS CUBANOS SE OLVIDARON DEL MAYORAL

Por Lucía Corrales

Raperos cubanos participaron en un concierto coordinado por una de las fuentes que revelaron, para las investigaciones de AP, las interioridades del movimiento rapero en la isla

Varios raperos que fueron cuestionados de mercenarios en el reportaje realizado por The Associated Press (AP), EEUU atrajo a raperos cubanos para provocar cambios en el régimen cubano, participaron en un concierto coordinado por Melisa Riviere, quien fuera una de las fuentes claves en aquella investigación, finalmente publicada el 10 de diciembre de 2014.

Melisa Riviere, conocida en el movimiento rapero cubano por su proyecto Dos Alas, realizó dos viajes a la isla en 2014, el primero de ellos supuestamente para coordinar un intercambio entre estudiantes norteamericanos y el Centro Cultural José Martí, y donde además aprovecharía para reunirse con René González, el primero de los cinco espías liberado.

Según fuentes consultadas la coordinación de este concierto, realizado en septiembre pasado en la Fábrica de Arte Cubano (FAC), fue a través de la Oficina Leo Brouwer que auspicia el festival Les Voix Humaines.

Bárbaro El Urbano Vargas y Charly Mucha Rima, dos de los raperos que participaron en la canción Este es el tema —respuesta frontal al contubernio de AP con los medios e instituciones oficialistas del régimen— se encontraban entre los invitados a compartir el escenario.

“Casi todos los raperos allí presentes saben quién es Melisa, que fue pieza clave y delatora en la investigación de AP, y de sus posteriores declaraciones en facebook al respecto”; afirmó Jorge Enrique Rodríguez, periodista independiente y ex director de la revista de rap Movimiento.

“Puedo sobrellevar la participación de los otros raperos que estaban en el programa, pues en definitiva nunca se dieron por aludidos en la mezquindad orquestada por AP y el régimen. Pero lo que me resulta inadmisible es que Mucha Rima y El Urbano hayan pactado con esta señora que ellos saben muy bien, y de primera mano, fue quien propició todas las coordenadas para construir aquel ataque traicionero donde fuimos llamados `mercenarios al servicio de la USAID´”; concluyó.

Aldo Roberto Rodríguez, El Aldeano, actualmente radicado en Orlando, Florida, no quiso dar declaraciones, por cuestiones de ética personal, sobre los raperos que participaron en este recital. Solo lamentó el hecho de que “Melisa puede organizar un concierto de rap, en mi propio país, y yo no”.

A poco menos de un año de publicado el reportaje de AP, utilizado por el régimen como arma blanca, y considerado un ataque “no solo contra raperos que habían estado viajando a través de proyectos auspiciados por universidades norteamericanas, sino también contra todo el movimiento alternativo”, algunos de estos músicos han decidido olvidar al mayoral y a su látigo. O quizás, como agregó irónicamente Jorge Enrique, “la pelea por resucitar el evento Puños Arriba y por rescatar la revista Movimiento terminaron por fatigarles los bríos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s